Realiza Enormes Pasos su campaña anual “Mochilero” beneficiando a 2 escuelas de la Huasteca Potosina

Comentarios

La situación de la niñez mexicana en edad escolar es en muchos casos adversa. Según el último estudio de Unicef acerca de la escolaridad en nuestro país (2016), solo un 86% del total de niños entre 3 y 17 años asiste a la escuela. El otro 14% representa más de 4.6 millones de niños y niñas que por diversos motivos, no pueden acceder a la educación básica.

Estas dificultades se agravan aún más en zonas rurales, ya que la mayoría de los niños y niñas que trabajan lo hacen precisamente en actividades como la agricultura, ganadería u otras actividades propias del campo.

En la Huasteca Potosina hay una enorme cantidad de escuelas rurales, bilingües, multiculturales y multigrado donde la gran parte de los niños que asisten a ellas, cuentan con alguna dificultad para continuar con sus estudios. Dificultad para llegar hasta la escuela, falta de recursos económicos, necesidad de trabajar para apoyar el soporte de la familia o cuidado de los hermanos mientras los padres trabajan.

Esta situación reflejada en datos del INEGI, revela que al 2015 casi 2.5 millones de niños, niñas y adolescentes en México realizaban alguna actividad económica y más de 2 millones, una actividad doméstica.

Este año, la organización sin ánimo de lucro Enormes Pasos realizó nuevamente su campaña “Mochilero”, a través de la cual se reúnen mochilas escolares nuevas con una lista básica de útiles escolares que son entregadas a niños de educación primaria que precisan de apoyo para continuar sus estudios.

La primer escuela se encuentra en la comunidad “Los Hornos”, en el municipio de Aquismón. Esta comunidad ya había sido visitada por la organización meses atrás para llevar zapatos escolares para los niños. Es una escuela bilingüe y multicultural, a la cual asisten en su mayor parte hijos de familias de agricultores y comerciantes.

La segunda escuela visitada se encuentra un poco más cerca de Ciudad Valles, en la comunidad Tanlecue, una zona dedicada principalmente al cultivo de caña de azúcar. Una zona sin agua potable, sin luz e incluso sin profesor asignado aún en la pequeña escuela multigrado a la que asisten la mayoría de los niños del lugar.

Contrario a lo que muchos podrían pensar, las tasas de deserción en muchas de estas escuelas rurales que se visitan son bastante reducidas, según comentarios de los mismos profesores. Las familias realizan un enorme esfuerzo por enviar a sus hijos a la escuela, por procurar para ellos una visión más amplia de las oportunidades pero sobre todo, una mejor preparación para acceder a ellas.

Gracias a los donativos de gente de todo el país, varios centenares de niños son apoyados año con año por Enormes Pasos en diferentes campañas orientadas entregar materiales y soporte a la educación en escuelas de la Huasteca Potosina, a donde asistan niños en situación de vulnerabilidad.

Para conocer más de la organización o sobre las siguientes campañas, se puede visitar su página www.enormespasos.org o sus redes sociales

https://www.facebook.com/EnormesPasos

Artículo siguiente

Related Posts

Comentarios sobre este post